Mourinho: “Si no llegamos a la final de la Champions, será mi fracaso”

Publicado el 29 de abril de 2013

imagesrealLa víspera de una de las mayores empresas que se ha propuesto el madridismo en los últimos años, la remontada del 4-1 de Dortmund señalada para mañana en el Bernabéu e intensamente publicitada por los instrumentos propagandísticos del club, la hinchada esperaba la aparición del ídolo con la expectación con que se aguarda al sacerdote antes del gran sacrificio ritual. Pero José Mourinho, el mánager, el representante principal del Madrid en los medios, lejos de articular un discurso estimulante, lejos de agitar la pasión de las masas, se mostró escéptico. Prescindió de su famoso chándal de Adidas con el escudo del club y las iniciales JM para aparecer con un uniforme gris de Porsche, la marca que lo patrocina. Alguien le preguntó si creía que esta remontada se lograría con la ayuda de las apelaciones propagandísticas a la épica, al corazón, al folklore, o a la pasión de sus jugadores. Hierático, Mourinho respondió que este sería un dilema que solo el juego resolvería antes de dejarse llevar por el sonido hipnótico de sus palabras hacia un largo soliloquio.

“Para mí”, comenzó el mánager, “este partido es solo fútbol. Es un partido. Son 90 minutos. Vamos perdiendo 1-4 y faltan 90 minutos para jugar y todo es posible en el fútbol. Pero el partido de Dortmund fue demasiado mal como para que haciendo un partido parecido en el Bernabéu pensemos que tenemos posibilidades de remontar. Pienso que en el campo tienes que disfrutar. No solo cuando vas ganando de tres, cuatro o cinco, sino también en situaciones difíciles. En ese sentido ningún jugador ha saltado fuera del barco: todos quieren jugar y es eso lo que me da confianza para jugar el partido y me hace creer que todo es posible. Pero es simplemente fútbol. Hoy he leído unas declaraciones de una persona enorme [Beckenbauer] en el mundo del fútbol que hablaba de la posibilidad de que un equipo en el campo haga cosas lícitas e ilícitas…Dos años atrás cuando estaba en el Inter y en mi primera temporada con el Madrid yo hablé de cosas parecidas con este equipo [el Barça] y el mundo se me ha echado encima. Hoy se puede decir que un equipo hace cosas lícitas o ilícitas y no pasa absolutamente nada. Pero mi equipo solo hace cosas lícitas y solo puede hacer cosas ilícitas. Y somos de un modo tan puro, tan inocentes y tan ingenuos que Lewandowski contra nosotros ha marcado cuatro goles y no le hemos hecho ni una falta. Por eso lo que tenemos es que jugar al fútbol como equipo, intentar como equipo ser lo que somos, un excelente equipo con excelentes jugadores. E intentar, primero ganar el partido, y después, si estamos por delante en el marcador, intentar marcar más y ver si conseguimos llegar”.

El monólogo dejó claras algunas cosas: que Mourinho no cree en la remontada, que piensa que el 4-1 es prácticamente definitivo, y que se siente profundamente decepcionado con sus jugadores. “No quiero dar porcentajes sobre nuestras posibilidades”, comentó, “porque el resultado de la ida no me lo permite. Empezamos el partido con un 1-4 en contra. Es complicado utilizar la matemática para justificar que todavía tenemos alguna posibilidad. Este podría ser el partido más importante de la historia del Madrid en los últimos diez años pero también lo pensaba antes de jugar en Dortmund y lo jugamos como si fuera un amistoso”.

La otra gran conclusión que extrajo Mourinho del encuentro de ida es que es imposible jugar contra el Dortmund sin dar más patadas. “Si no haces ni una falta a un jugador que te mete cuatro goles y a Cristiano a los diez minutos ya le pegaron cinco veces…”, lamentó. “Yo no quiero cosas ilícitas pero quiero que vayamos concentrados, con agresividad mental. Para mí eso es lícito. Al contrario de la agresividad física. En ese sentido tenemos que ser mucho más equipo. Como el partido que hicimos en el Calderón el sábado: hemos sido un equipo compacto, que ha sabido sufrir y defender, que iban todos a presionar tras la pérdida y todos iban con el balón”.

“El discurso principal a mis jugadores ya lo he hecho”, dijo. “He hablado con los jugadores un par de días después de Dortmund y lo he dicho todo. Por eso mi discurso a partir de ahora no tiene nada de significativo ni nada de especial”.

Vía ElPaís

Palabras clave:  , , , ,

// Haz clic en "Me Gusta" y sigue informado

// Lea también

Loading...

// Comente