Wall Street abrió este jueves a la baja y el Dow Jones de Industriales, su principal indicador, perdía un 0,54 % ante la posible imposición de aranceles a los automóviles importados en EE.UU. y la cancelación de la cumbre prevista entre el presidente Donald Trump y el líder norcoreano, Kim Jong-un.

Media hora después de la apertura de la sesión, el Dow Jones bajaba 134,17 puntos, hasta 24.752,64 enteros, mientras que el selectivo S&P 500 restaba un 0,52 % o 14,09 puntos, hasta 2.719,20 unidades.

Por su parte, el índice compuesto del mercado Nasdaq, en el que cotizan los principales grupos tecnológicos, perdía un 0,43 % o 31,63 puntos, hasta 7.394,33 enteros.

El parqué neoyorquino apostaba por las ventas en reacción a la investigación que ha comenzado el Departamento de Comercio para dilucidar si las importaciones de automóviles tienen “efectos en la seguridad nacional de EE.UU.”, tal y como anunció el presidente Donald Trump ayer por la noche.

A ese anuncio se sumó, minutos después del comienzo de la sesión, el de la cancelación de su cumbre prevista con el líder norcoreano Kim Jong-un para el 12 de junio en Singapur, a lo que el mercado reaccionó acelerando las ventas.

Por sectores, encabezaba los retrocesos el energético, con una bajada del 1,29 % vinculada a la del precio del petróleo en los mercados internacionales.

Los precios del petróleo están cayendo ante versiones de que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) podría aumentar su producción para compensar el menor suministro de Venezuela e Irán.Bajaba también el sector financiero, un 0,63 %, mientras que el ascenso más pronunciado era para el industrial, un 0,47 %.

Precisamente, entre los 30 valores que cotizan en el Dow Jones lideraban las pérdidas las petroleras Exxon Mobil (-1,64 %) y Chevron (-1,52 %), seguidas por las financieras JPMorgan Chase (-0,85 %) y Goldman Sachs (-0,80 %).

El mayor avance era para General Electric, un 2,15 %, después de haberse contraído el miércoles más de un 7 % tras unas declaraciones de su consejero delegado sobre las estimaciones de beneficio de la empresa, peores de lo esperado en la división de energía.

En otros mercados, el petróleo de Texas bajaba a 70,65 dólares el barril, el oro avanzaba hasta 1.302,6 dólares la onza, la rentabilidad del bono del Tesoro a diez años se contraía hasta el 2,966 % y el dólar perdía terreno ante el euro, que se cambiaba a 1,1698 dólares.

EFE