Créditos de la banca venezolana están por debajo de la inflación

Publicado el 4 de julio de 2016

Banco_de_Venezuela-ml-694x315

En este contexto de recesión, alta inflación y bajo poder adquisitivo, la banca venezolana está financiando una parte de los consumos de sus clientes; pero sus créditos no están a la par de la inflación, lo que significa que no está realizando los préstamos que la economía necesita para funcionar.

La banca nacional vivió un momento estelar en los últimos años al convertirse en la actividad económica con mayor tasa de crecimiento. Las entidades bancarias aprovecharon la expansión de la economía nacional y lograron reducir su ritmo de morosidad y aumentar sus ganancias. Hoy, en términos reales, los préstamos están cayendo, y tiene a puertas un alza de la morosidad.

Según el último informe de la Sudeban hasta mayo de este año, la banca otorgó un total de créditos, solo para el consumo, de 2,9 millardos de bolívares, lo que representa 1,4 millardos más que el mismo periodo de 2015; es decir, 105% de aumento. Si bien en los cinco meses de este año los prestamos de la banca se incrementaron más del 100%; aún están por debajo de la inflación que de acuerdo con cifras de firmas como Ecoanalítica (el BCV no la  ha publicado) indican que el Inpc en 2016 (acumulada hasta abril pasado) supera el 169,8%, y para mayo se estima que acumula 180%. 

“La banca está viendo riesgo de liquidez y de solvencia, por ello presta menos bolívares que antes. En términos reales, si el año pasado prestaba Bs. 100, hoy debería prestar Bs. 450, pero presta Bs. 200 (liquidez real cae)”, explicó en su cuenta Twitter el economista y director de Econométrica, Ángel García Banchs.

El experto sentenció: “Hoy no hay política monetaria restrictiva en Venezuela, sino una política crediticia restrictiva. La banca ha metido los frenos”.

García Banchs agregó que “la banca ve cualquier cosa en este mundo, salvo hiperinflación en Venezuela. No acompaña nada: Busca limitar su liquidez y morosidad futura”.

“El año pasado pedí un crédito  y me lo aprobaron, este año lo volví a pedir y me dieron la misma cantidad,  y eso es absurdo porque ya no puedes comprar lo mismo que el año pasado. Los préstamos de la banca no está acorde con esta economía infalcionaria. Tampoco la banca aumenta mi límite de la tarjeta de creídito”, contó David Peña, contador.

A esto, el también economista y presidente de la firma Aristimuño Herrera y Asociados, César Aristimuño, señaló en un artículo de opinión que “si bien la actividad del crédito ha subido por encima del 100%, el último año, la misma sigue mostrando un incremento negativo, como consecuencia  de la alta inflación. Recordemos que el principal activo de la banca, la cartera de créditos, está representada en valores nominales, o sea bolívares, por lo que la inflación la afecta negativamente y mucho más cuando el producto que vende la banca es a crédito y a tasa fija”. 

Aristimuño precisó que existen factores adicionales que afectan negativamente la gestión de la banca, como “el bajo nivel de las tasas de interés que es perjudicial para el negocio bancario (captar y prestar dinero)”.

Agregó que “ante la actual inflación, el margen de cliente, es decir, lo que la entidad bancaria gana con cada cliente, es bajo y para que el margen de tasas de interés aumente hace falta que el BCV las modifique, ya que están controladas”.

Aristimuño destaca que “la banca no ha permanecido ajena a la creciente regulación estatal impuesta desde el Gobierno en los últimos años. El sector está obligado a operar con buena parte de su cartera de créditos en préstamos preferenciales —las llamadas gavetas— y rigen topes para las tasas de interés activas y mínimos a pagar por las tasas de interés pasiva”.

Además, añadió, que “las comisiones se encuentran reguladas y se han prohibido las operaciones de bancos fuera del país con la banca off shore”.

La banca logró cerrar mayo cumpliendo su adecuación patrimonial de un mínimo de 9%, señala Aristimuño & Herrera y Asociados citando cifras de la Sudeban, con una morosidad en niveles de 0,30%, y con provisiones suficientes por encima de nueve veces la cobertura de su cartera de créditos inmovilizada o morosa. Es decir, por cada bolívar en crédito moroso la banca tiene más de 9 bolívares provisionadas.

Sin embargo, con relación a la inflación, la firma resalta que la banca finalizó mayo  con un ROE (rentabilidad sobre el patrimonio) promedio de 51,45% muy por debajo de la inflación anual, estimada, hasta en 600%, por lo que representa un ROE negativo, o menos utilidades.

Vía Panorama/www.diariorepublica.com

Palabras clave:  , , ,

// Haz clic en "Me Gusta" y sigue informado

// Lea también

Loading...

// Comente