Ahora hablaron a la prensa los pranes de Reeducación de Sabaneta: Aquí su mensaje

Publicado el 25 de agosto de 2013

 

carcel1

Ya Máxima no existe y ahora los líderes del resto de los pabellones de la cárcel de Sabaneta aseguran que las extorsiones solo salían de esa área, que hoy no tiene defensa ni presencia en el recinto penitenciario local.

Ayer se comunicó con La Verdad “Alfonso”. Es el segundo al mando del área de Reeducación y lugarteniente de “Jueves”, el líder de esa zona. Emuló a Edwin Soto, pram de Penal que garantiza el cese de las extorsiones, y dijo lo propio. “No habrá más ataques a la población marabina”.

Comenzó asegurando que esa zona no extorsiona desde hace un año, cuando los líderes de los pabellones de Penal, Reeducación, Patio, Calabozo y Procemil se reunieron con representantes del Ministerio de Servicios Penitenciarios. Los presos, que buscan la libertad a futuro y la tranquilidad en el presente, accedieron a las condiciones de los funcionarios del Gobierno nacional: no extorsionarán a cambio de la rebaja de su condena y que no los saquen de Sabaneta.

Entonces eso hicieron. Para controlar las extorsiones telefónicas, todos los pranes de cada área tienen el dominio sobre los teléfonos móviles y quien quiera hablar a través de ellos, debe hacer la solicitud. Es la forma de garantizar la tranquilidad.

“Los acuerdos de esa reunión se han respetado desde entonces. Asistieron casi todos los prames, menos los de Máxima”, comentó “Alfonso”. Cuando hicieron esa convocatoria, el líder de Máxima era Jean Carlos Díaz Polanco, alias la “Usurpadora”, que salió en libertad en diciembre pasado.

Desde entonces mandaba Pedro Caldera, quien dejó al menos 12 muertos durante el mes de julio como retaliación a la no cancelación del “obligaíto”, el pago mensual a los que están sometidos los reclusos que no pertenecen al círculo de confianza de esos líderes.

Asombro

Carmen Camacho, residente de la parroquia Manuel Dagnino, dice estar asombrada. Creía, ilusa, confiesa, que el Gobierno nacional lograría el cese de esos ataques, y ahora dice, de forma irónica, que debe agradecer a los delincuentes por las buenas acciones. “Ellos son más eficientes. Ya sabemos quiénes deberían estar presos”.

No sabe qué pensar de la entrevista que ofreció Edwin Soto a este rotativo. “Ningún miembro del Gobierno dio los detalles como eran. Fue un preso quien sacó a todo el mundo de dudas, quien puso el orden. Eso debería ser una vergüenza para quienes gobiernan ahora”.

Pese a todo, los residentes de San Pedro, Libertad, Keneddy, Lago Azul y otros cuatro sectores cercanos se sienten tranquilos. Consideran que ciertamente desde Máxima salían todas las extorsiones, aunque creen que eso no convierte en santos a los reclusos de otros pabellones.

Vía La Verdad

Palabras clave:  , , , ,

// Haz clic en "Me Gusta" y sigue informado

// Lea también

Loading...

// Comente