Manuel Rosales felicitó al párroco de la Basílica Eleuterio Cuevas por los 30 años de su ordenación sacerdotal

Publicado el 13 de agosto de 2012

manuel_rosales450Al cumplirse 30 años de su Ordenación Sacerdotal, el Párroco de la Basílica fue uno de los grandes pilares que apoyó el proyecto de creación del Monumento a la Virgen de Chiquinquirá, obra religiosa trascendental concebida y erigida durante el mandato de Rosales, en cuya construcción el Padre Eleuterio se constituyó en el obrero espiritual más destacado y, desde entonces, es su más celoso guardián.

Manuel Rosales, a su vez, ha enviado una misiva para felicitarlo por este aniversario emblemático en su vida religiosa y ha afirmado que su figura es de sumo respeto para los zulianos.

El Padre Eleuterio Cuevas, párroco de la Basílica de Nuestra Señora de Chiquinquirá, constituye un ejemplo a seguir de excelente pastor y guía espiritual para la feligresía de Maracaibo, por su aporte y destacado empeño en sembrar la fe, cariño y devoción por La Chinita, patrona de los zulianos, quien guía los pasos de un pueblo noble y leal, destacó el Gobernador del Estado Zulia  (2000-2008), Alcalde de la ciudad de Maracaibo (1996-1999) y fundador del partido Un Nuevo Tiempo, Manuel Rosales Guerrero, con motivo de la celebración de los 30 años de su Ordenación Sacerdotal.

Consideró Rosales que el Padre Eleuterio Cuevas forma parte de una tradición de sacerdotes zulianos dedicados en alma, cuerpo y corazón a propagar la fe católica y muy especialmente los valores religiosos zulianos como son la devoción, respeto y cariño a Nuestra Señora de Chiquinquirá y su templo, el Monumento a La Virgen, obra majestuosa concebida y creada en honor a La Chinita, durante su gestión como  gobernador, que contó con el firme respaldo del párroco de la Basílica, el Padre Cuevas, y el Arzobispo de Maracaibo, Monseñor Ubaldo Santana.

“En su carácter de Párroco de la Basílica, el Padre Eleuterio Cuevas fue uno de los grandes pilares que apoyó el proyecto de creación de un sitio acorde a la fe de los zulianos, un verdadero monumento que construimos desde la gobernación para recoger en sí mismo toda una rica tradición religiosa del Zulia y así responderle con justicia a la feligresía y al mismo tiempo consolidar un circuito religioso entre la Catedral y La Basílica, las dos grandes iglesias del Zulia”, dijo Rosales, quien en su mandato concretó esta gran idea, inaugurada en el año 2004.

La construcción por parte de la gobernación zuliana del Monumento a la Virgen de La Chiquinquirá, obra que actualmente constituye una obligada referencia religiosa en Venezuela, partió de la idea de reformar y ampliar la Plazoleta de la Basílica a fin de consolidar un espacio más amplio y acorde a las actividades eclesiásticas, preservando el hecho de que fue allí en La Basílica donde ocurrió el milagro de la aparición de la Virgen.
Comenta el mandatario, “desde la gobernación del Zulia le dimos prioridad a este proyecto porque siempre hemos reconocido que los zulianos somos católicos, fervorosos creyentes en Dios, la justicia, el amor, la paz, la armonía, valores enraizados en nuestra formación y los cuales prevalecen a lo largo de nuestra historia, por encima de cualquier circunstancia, de cualquier persona”.

Aprobado el diseño, la Gobernación del Zulia, dirigida por Manuel Rosales, emprendió los trabajos que contaron con el respaldo financiero de la empresa privada y la construcción se inició en el año 2002, siendo inaugurado en el 2004 con la masiva participación del pueblo zuliano en una fiesta religiosa con música regional, de gaitas, valses, danzas y contradanzas en uno de los actos de fe más hermosos que registra la historia reciente del estado.

“La deuda del Monumento, el compromiso de crear una obra trascendental acorde al fervor católico de los zulianos, fue el norte que guió al Padre Eleuterio Cuevas a convertirse en el obrero espiritual más destacado del templo y desde entonces se constituyó en su más celoso guardián, de allí que la celebración de sus 30 años de Ordenación Sacerdotal lo encuentran propagando la fe desde una iglesia moderna a la cual él, en particular, le puso todo su cariño y empeño, traducidos en velar constantemente porque la obra se edificara de acuerdo a las expectativas arquitectónicas y religiosas”.

“Los zulianos nos sentimos muy orgullosos de los 30 años de ejercicio sacerdotal del presbítero Eleuterio Cuevas, un sacerdote que todos los días nos demuestra su amor por el Zulia no sólo con palabras, sino con hechos, siendo un ejemplo de ello su gran contribución al respaldar decididamente la construcción del Monumento a la Virgen de La Chiquinquirá, obra producto de una gestión de gobierno que trasciende en el tiempo y a la cual el Padre Eleuterio le dedicó tiempo, cuerpo y alma".

 

Nota de Prensa

Palabras clave:  , , ,

// Haz clic en "Me Gusta" y sigue informado

// Lea también

Loading...

// Comente