Sequía extrema pasa factura a embalses en el Zulia

Publicado el 20 de junio de 2014

seq

“No queremos alarmar a los venezolanos, pero sí queremos informar que estamos en condiciones, no de sequía normal ni moderada, sino de sequía extrema, determinada por el Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inameh), esa situación no ha permitido que se recuperen los embalses”, así explicó, ayer en su visita al estado Zulia, el ministro para el Ambiente, Miguel Leonardo Rodríguez.

La aseveración la realizó durante un acto de entrega de 16 viviendas en el sector Sabaneta, junto al gobernador Francisco Arias Cárdenas. Rodríguez informó que hoy, durante el despliegue del Gobierno de Calle en la región, encabezado por el presidente Nicolás Maduro, se anunciarán medidas para evitar mayores complicaciones por la situación de sequía que vive el país.

“Entre todos los niveles de Gobierno vamos a asumir esta dificultad que nos pone la naturaleza, ante ello debemos reflexionar sobre el uso racional del agua potable, nos acordamos de eso en este tipo de situaciones (…) Vamos a detallar el problema, cómo lo estamos afrontando, queremos mostrar evidencias, registros de precipitaciones, mostrar el mapa de sequía, es decir, argumentar la situación que está viviendo el país”, manifestó.

Arias Cárdenas, por su parte, ratificó lo que el alcalde de Mara, Luis Caldera, asomó el pasado martes, sobre la posibilidad de bombardear las nubes como medida para estimular las lluvias. “El presidente de Hidrolago, Freddy Rodríguez, nos mencionó que los ríos Cachirí, Socuy y Palmar parecen una carretera, y estamos tomando medidas, llamando a la ciudadanía al uso racional del agua”, dijo.

Y es que los embalses Manuelote y Tulé, principales surtidores del liquido en la costa occidental han bajado considerablemente sus niveles de reserva en un 35% y 24,5%, respectivamente. Hasta el martes, Manuelote alcanza unos 33,9 metros sobre el nivel de mar (msnm), con una reducción de casi 20 msnm en relación con el nivel óptimo. Mientras, Tulé registra 24,5 msnm, con una disminución de 11,3 msnm.

La Hidrológica del Lago ha tomado medidas que buscan ‘rendir’ el agua, que alcanzaría para 75 días de no producirse precipitaciones. Entre ellas, la reducción de bombeo a los hospitales, restaurantes y centros comerciales.

La Intendencia de Maracaibo, en conjunto con funcionarios de Hidrolago, Ministerio Público, Gobierno nacional y Guardia Nacional Bolivariana, inició, ayer, el programa de supervisión y fiscalización para el ahorro de agua en la ciudad.

Los autolavados, ubicados en las parroquias Olegario Villalobos, Santa Lucía y Francisco Eugenio Bustamante, fueron los primeros en ser inspeccionados para evaluar el correcto uso del agua potable. “En esta primera visita buscamos orientar y educar a los dueños de los locales sobre las normas e importancia del consumo racional del agua. Luego se les dará un ultimátum para que éstas sean acatadas”, comentó Enrique Parra, intendente de la capital zuliana.

Quienes no realicen los cambios requeridos en este lapso, serán sancionados por la ley y ordenanza de agua que van desde multas, cierre de los establecimientos o ser puestos a la orden de la Fiscalía de Ambiente.

Panorama/www.diariorepublica.com

Palabras clave:  , , ,

// Haz clic en "Me Gusta" y sigue informado

// Lea también

Loading...

// Comente