¿Sabes qué tienen en común una vaca y tu cerebro?… te damos una pista: “Es bastante malo”

Publicado el 26 de agosto de 2013

carnes

Comer demasiada carne roja podría desencadenar la enfermedad de Alzheimer, así lo sugiere una investigación liderada por el doctor George Bartzokis, profesor de psiquiatría del Instituto de Neurociencias y Comportamiento Humano Semel de la Universidad de California en Los Ángeles, ya que se encontró que la acumulación de hierro (abundante en carnes rojas) podría causar daño oxidativo (que provoca la pérdida de electrones de una molécula), a la que el cerebro es especialmente vulnerable.

Para el estudio publicado en Journal of Alzheimer’s Disease, los investigadores utilizaron imágenes de resonancia magnética (MRI) para examinar los cerebros de 31 pacientes con enfermedad de Alzheimer y los cerebros de 68 personas sanas. “Se encontró que las personas con la enfermedad tienen niveles significativamente más altos de hierro en el cerebro en comparación con las personas sanas”, reseña el Medical News Today.

Ya algunos estudios han sugerido que la enfermedad es causada por las proteínas Tau y Beta-amiloide, y que a medida que el ser humano envejece estas proteínas interrumpen la señalización entre las neuronas o simplemente las matan. Sin embargo, este nuevo estudio sugiere que la acumulación de hierro es un tercer factor que puede generar la enfermedad. Aunque “el hierro es esencial para las células, creemos que puede ser tóxico en altas cantidades”, dijo Bartzokis a Fox News

Las concentraciones más altas de hierro en el cerebro se encuentran en las células que producen la mielina, el tejido graso que recubre las fibras nerviosas y les permite comunicarse. La destrucción de la mielina promueve la acumulación de placas que conducen a un mayor deterioro y muerte de las células”, explica el doctor a The Telegraph.

Los investigadores estudiaron dos regiones del cerebro en los 31 pacientes con Alzheimer: el hipocampo, que juega un papel importante en la memoria y por lo general está dañado temprano en la enfermedad, y el tálamo que está implicada en la percepción sensorial y las habilidades motoras, y en general se mantiene saludable hasta una etapa posterior. Encontrando que los niveles inusualmente altos de ferritina, una proteína que almacena hierro, se encuentra en el hipocampo de los enfermos de Alzheimer, pero no en el tálamo.

La hipótesis, entonces, de los investigadores se centra en que los niveles elevados de hierro en los tejidos puede causar la descomposición en el hipocampo, un área clave del cerebro que involucra la formación de recuerdos, haciéndolo más vulnerable de sufrir de Alzheimer.

Explica Bartzokis al Daily Mail que el vínculo con hierro podría significar que loscambios dietéticos y las intervenciones quirúrgicas reducirían las posibilidades del desarrollo de la enfermedad.

Los resultados del estudio contribuyeron a desarrollar los medicamentos para eliminar el hierro en el tejido afectado, asimismo, podría permitir a los médicos determinar con más claridad el tipo de tratamiento que requiere un paciente con esta enfermedad.

El doctor Marie Janson, de Alzheimer’s Research en el Reino Unido, dijo a The Independent que: “este estudio sugiere que durante la enfermedad de Alzheimer, el hierro podría acumularse en un área del cerebro que es crítica para la memoria, pero no está claro si este aumento del valor podría ser una causa o consecuencia de la enfermedad“.

Ante el cuestionamiento, Neena Singh, otra de las investigadoras, dijo al Medical News Today que “hay muchos escépticos que piensan que el hierro no tiene ningún papel que desempeñar en las enfermedades neurodegenerativas. No estamos diciendo que el desequilibrio de hierro es la única causa, pero el fracaso para mantener los niveles estables de hierro en el cerebro parece contribuir significativamente a la muerte neuronal“.

Tomado de El Espectador de Colombia

 

Palabras clave:  , , , , ,

// Haz clic en "Me Gusta" y sigue informado

// Lea también

Loading...

// Comente