CORONAVIRUS ATACA HASTA A LA IGLESIA: Liturgia de Semana Santa sin presencia de fieles y sugerencia de omitir abrazo de paz

Publicado el 15 de marzo de 2020

La pandemia del coronavirus no está ni mucho menos encauzada en Europa. Solo en Italia hay más de 21.000 contagiados y los fallecidos se acercan a los 1.500. De ahí se desprende el comunicado emitido por la Prefectura de la Casa Pontifica en el que explica que “debido a la actual emergencia sanitaria, todas las celebraciones litúrgicas de la Semana Santa se llevarán a cabo sin la presencia física de fieles”. Se trata de una decisión sin precedentes en la historia de la Iglesia universal.

En una escueta nota, el organismo vaticano responsable de la agenda del Papa, simplemente explica que “hasta el domingo 12 de abril de 2020 las audiencias generales del Santo Padre y la recitación de la oración mariana del `angelus’ de los días domingo, serán transmitidas solo vía “streaming” a través del sitio oficial de Vatican News”. También continuarán las misas cotidianas de Santa Marta.

 

Las celebraciones que el Papa presidirá a puerta cerrada son la del Domingo de Ramos el 5 de abril; la de Jueves Santo el día 9; Viernes Santo el 10 y el posterior Vía Crucis en el Coliseo Romano; la del Sábado Santo de Vigilia Pascual, y el Domingo de Resurrección con la tradicional bendición ‘Urbi et Orbi’.

La Iglesia Católica de Venezuela pidió omitir el abrazo de la paz en las eucaristías y solicitó maximizar las medidas higienicas.

 

La Conferencia Episcopal Venezolana emitió un comunicado para ofrecer indicaciones y acciones de prevención para evitar el contagio del coronavirus.

Los ministros de la comunión deben lavarse las manos antes y después de las ceremonias litúrgica, igualmente los sacerdotes con gripe o afecciones respiratorias no deben dirigir la eucaristía ni confesar, y los curas que participen deberán hacer uso de la mascarilla.

 

El organismo religioso, pidió a los fieles enfermos a no participar en las celebraciones eclesiásticas.

 

Los párrocos deberán eliminar los recipientes de agua bendita y solicitar a los fieles que mientras dure la contingencia no se pueden tocar las imágenes sagradas, para evitar convertirlas en foco de transmisión del virus.

 

Las previsiones fueron detalladas en el documento oficial, firmado por José Luis Azuaje, arzobispo de Maracaibo y presidente de la CEV; Mario Moronta, obispo de San Cristóbal y primer vicepresidente; Raúl Biord Castillo, obispo de La Guaira y segundo vicepresidente; y José Trinidad Fernández, obispo auxiliar de Caracas y secretario general de la CEV.

 

Aunque no se han suspendido las misas, las autoridades religiosas recomiendan “evitar el contacto físico en todos los espacios y celebraciones eclesiales”. Igualmente, diferir los encuentros masivos, las asambleas y las reuniones religiosas o formativas hasta que el virus esté fuera del alcance de los venezolanos.

 

En consecuencia, piden a los párrocos reprogramar las diversas actividades pastorales, principalmente la catequesis parroquial, cumpliendo las indicaciones de las autoridades sanitarias.

 

“En Semana Santa, se deben cultivar los actos de piedad y oración, principalmente pidiendo por los afectados”.

 

Vía EU/Vida Nueva/Diario Repùblica

www.diariorepublica.com

Palabras clave:  , , , , , , , ,

// Haz clic en "Me Gusta" y sigue informado

// Lea también

Loading...

// Comente