Conmoción en San Francisco: Un loco mató a golpes a su hija de dos años

Publicado el 12 de abril de 2013

4-8 VVfamiliardejonaikellyLizardoSibala01.jpg

La golpeó sin piedad. La pequeña Jonaikelly Gabriela Lizardo Sibada (2) murió a las 11.00 de la mañana de ayer a las puertas del ambulatorio El Silencio, en el municipio San Francisco. Médicos forenses determinaron que la mataron a golpes. Su padre no aparece. Así lo destacó el diario La Verdad.

Haydeé Sibada no halló consuelo. Rezaba frente a la imagen de una Virgen en la sede de la Policía científica ayer. Gritó que no quería pecar, que no podía culpar a Leonardo José Benítez Prieto (19) de matar a su propia hija, pero todo lo señalaba a él. Pidió justicia divina.

Jonaikelly nació a las 8.00 de la noche del 14 de febrero en el hospital de Cabimas. Su madre, Blanca Estéfani Lizardo, solo tenía 18 años cuando salió embarazada. Desde entonces le entregó su hija a su madre, Haydeé, para que ella se hiciera cargo.

La anciana la mantenía gracias a un abasto que tiene en su casa, ubicada en el barrio Nueva Rosa, en Cabimas. Gastó sus ahorros para celebrarle el primer añito el año pasado, y este año solo le cantó el cumpleaños con una torta.

El viernes Haydeé salió de su casa para el mercado, y cuando llegó Blanca le dijo que Leonardo se había llevado a la niña. Él quería pasar el fin de semana con ella y por eso fue desde el barrio Santa Ana, en el municipio San Francisco, hasta la Costa Oriental del Lago a buscarla.

La anciana le recriminó a su hija por entregársela. Ya los hermanos de Leonardo le habían dicho que él la maltrataba: la golpeaba con los puños cerrados y le dedicaba toda clase de improperios cuando la niña cometía cualquier travesura. Desde entonces Haydeé le había prohibido que la visitara.

Pero al parecer, Blanca se sentía más tranquila. Hace apenas un mes dio a luz a un niño. Cuando tuvo a Jonaikelly, se separó de Leonardo y encontró una nueva pareja. Por eso la niña no llevaba el apellido de su padre.

Muerte

Ayer a las 11.00 de la mañana Leonardo llamó a Blanca por teléfono. Le informó que la niña sufrió una diarrea desde el sábado y que estaba muy mal. También le dijo que se le acababa de morir en sus brazos al entrar al ambulatorio y que no sabía qué hacer. Blanca le contó todo a su madre y fue ella, Haydeé, quien viajó desde Cabimas a Maracaibo a saber de su nieta.

“Cuando llegué, el médico forense me explicó que le habían dado una golpiza. Yo le vi el pecho. Tienen morados y golpes por todas partes. Me maltrataron mucho a mi nietecita. Leonardo desapareció. No responde. Nadie sabe dónde está”.

En la sede de la Policía científica estaban los familiares paternos de la niña. Ninguno la lloró y todos se negaron en dar detalles del muchacho. Blanca, por el contrario, lo maldijo. Todos tienen sospechas de que se trata de un delincuente y consumidor de drogas, pero ninguno lo asegura. Pese a que es eso lo que conoce de él, Haydeé, no lo asegura por temor a pecar.

Cifras en aumento

Durante todo el año 2012 asesinaron a 89 menores de edad. La mayoría a balazos. En lo que va de año se han registrado 21 decesos en toda la entidad. La cifra responde a los registros de este rotativo. La Policía científica no da detalles desde principios de año.

Sepelio

A la pequeña la velarán en la casa de su abuela, en el municipio Cabimas. Hoy en la mañana entregarán su cuerpo. La Policía científica busca en San Francisco al supuesto asesino. Cuatro miembros de su familia, incluyendo a su madre, declararon anoche en la sede del municipio San Francisco.

 

Vía La Verdad / Foto: La Verdad

Palabras clave:  , , ,

// Haz clic en "Me Gusta" y sigue informado

// Lea también

Loading...

// Comente