DOBLE SICARIATO: Asesinaron al dueño de una parrillera y a su ayudante en Los Cortijos

Publicado el 24 de noviembre de 2014

parrillera

En plena luz del día y delante de más de 20 personas fue perpetrado un doble sicariato dentro de una parrillera, del barrio Santa Fe 2, de la parroquia Los Cortijos, en San Francisco.

El encargado del establecimiento La Esquina de Genaro y un amigo recibieron disparos en la cabeza, a las 2:50 de la tarde de este domingo, cuando conversaban en el interior del local.

Los fallecidos fueron identificados como Adelso José González Villalobos, de 30 años, quien estaba a cargo del negocio y su compañero, Eddy Nelson Pirela Díaz, de 25.

Fuentes policiales informaron que dos sujetos, portando armas de fuego, llegaron en una moto roja y fueron directamente hacia ellos. “Les dispararon varias veces en la cabeza. No hubo discusiones, ni forcejeo. Todo apunta a un sicariato”, indicó un vocero policial.

La calle 6 de la barriada se llenó de curiosos. “Dios mío es verdad, lo mataron”, se escuchaba entre los presentes, quienes aseguraron que eran personas trabajadoras que no tenían problemas con nadie.

En el mismo terreno del establecimiento funciona la parada de los carritos por puestos de Santa Fe 2. Los conductores de la ruta quedaron atónitos al escuchar las detonaciones y al ver caer al suelo a González y a Pirela.

Los cuerpos quedaron uno al lado del otro. El encargado estaba boca abajo y su amigo boca arriba. Este último tenía en su brazo derecho un tatuaje de una calavera.

Testigos del doble asesinato aseguraron que uno de los delincuentes era de piel morena y de estatura media. “Estaba vestido con una franela, blanca y una gorra, negra. Luego de disparar corrió hacia la moto y se subió como parrillero. Huyeron en dirección hacia la avenida principal de Los Cortijos”, dijo una vecina de Santa Fe 2.

Funcionarios de Polisur recibieron la novedad y se acercaron al lugar. Custodiaron la escena del crimen, mientras esperaban a los detectives del Cicpc, encargados de iniciar las averiguaciones y levantar los cuerpos.

En el lugar colectaron varios casquillos de bala nueve milímetros. “A Pirela y a González no se les llevaron nada. Vamos a investigar su entorno para esclarecer las causas del doble crimen”, indicó una fuente de la policía científica.

Los familiares de González llegaron al lugar y al ver a su pariente ensangrentado se desgarraron en llanto. Aseguraron que tenía mucho tiempo trabajando en el lugar y que era un hombre que no se metía con nadie.

Vía Panorama/www.diariorepublica.com

Palabras clave:  , ,

// Haz clic en "Me Gusta" y sigue informado

// Lea también

Loading...

// Comente