Hace un año masacraron a los Polimaracaibo en Isla Dorada

Publicado el 27 de julio de 2013

c7462

Cuando el oficial Omar Niño comenzó a disparar contra los hampones que habían liquidado a quemarropa a su compañero Andy Nava, sólo tenía 7 balas en el cargador de su pistola 9 milímetros. Pudo correr por un instante para ocultarse de la lluvia de proyectiles que salían de las armas de los delincuentes, pero lo hirieron y cayó. Aferrado a la vida sacó de su cinturón el otro peine para cargar su arma y contraatacar, pero estaba completamente vacío. No tuvo salida.

Omar Niño murió masacrado con diez tiros de cerca. Su corazón aún latía después de recibir la mortal ráfaga, pero no soportó las heridas y falleció en pleno traslado al Hospital “Régulo Pachano Áñez”, a escasos metros de Isla Dorada, (Norte de Maracaibo) donde ocurrieron los hechos la fatídica mañana del 27 de julio pasado.

Andy Nava, su colega y amigo, yacía en el pavimento con un tiro en la cara que le arrancó la vida instantáneamente. La tragedia enlutó a la ciudad.

Fuentes internas de Polimaracaibo revelaron el dato a diariorepublica.com, en momentos en que las promesas del Gobierno nacional de dotar al cuerpo de seguridad siguen sin consolidarse.

Aseguran que el Cicpc y el mismo Ministerio de Interior y Justicia de ese entonces supo la información en el mismo instante en que asesinaron a los oficiales, y más detalladamente cuando masacraron a Niño y éste quedó con un cargador vacío en su mano como última esperanza de vida.

La masacre

Omar Niño y Andy Nava, del cuerpo motorizado de Polimaracaibo habían asistido a labores de patrullaje en la exclusiva zona de Isla Dorada desde muy temprano en la mañana del 27 de julio. Su presencia obedecía a los planes de seguridad ciudadana organizados entre vecinos y el cuerpo policial.

Ambos rondaban las casas haciendo chequeos cuando fueron emboscados. La peligrosa banda de “El Rolandito”, Rolando De Jesús Simancas Álvarez (25) se disponía a ejecutar un atraco en las residencias. El sujeto llegó en compañía de alias “Eder” y “Robert” a bordo de un Ford Fiesta y vestidos de técnicos operadores de cable.

La fuente que ofreció la información detalló que incluso los hampones saludaron a los oficiales y no levantaron sospecha por sus vestimentas y carpetas de chequeo. Dos esperaron en el carro, mientras que un tercero intentó adentrarse en una casa de familia en “Lago Villa I” con el pretexto de la reparación de la señal. Pero desde la casa sospecharon un raro movimiento e intentaron cerrar el portón eléctrico del conjunto por donde había entrado el sujeto.

Andy Nava y Omar Niño percibieron la extraña situación, pero justo en ese momento, desde la ventana del Ford Fiesta, vino el primer disparo contra Nava quien cayó fulminado. Omar Niño desenfundó y repelió, pero solo tenía 7 balas, con su otro cargador vacío en la mano y atrincherado entre los árboles fue masacrado por el atracador que salía disparando desde las villas.

El periplo de los homicidas

El Rolandito y El Robert fueron capturados en el estado Bolívar el 24 de octubre de 2012. Salieron en avioneta desde Maracaibo tras el doble homicidio. Lo cumbre: permanecieron enconchados en la mismísima cárcel de Sabaneta.

Así lo contó el Diario La Verdad

Intramuros fueron fieles. Su jefe les recompensó la lealtad. Tras salir de la Cárcel Nacional de Maracaibo, Róbert Alejandro Ferrer Mejía (22) y Rolando de Jesús Simancas Álvarez (25) se convirtieron en la mano derecha del “Mocho Edwin”, líder criminal del área de Penal. Asesinaban por encargo, cobraban las extorsiones y robaban carros.

El pram les proveyó dinero para que huyeran tras el doble homicidio de los polimaracaibo, registrado el 27 de julio en la urbanización Isla Dorada.

El par de criminales se enconchó durante tres días. Los cuerpos de policía municipal y estatal los buscaron en el barrio La Lucha -sector Primero de Mayo-, en Los Pescadores y en San Francisco, pero no los encontraron.

El 30 de julio partieron en una avioneta privada hacia la Isla de Margarita, luego hicieron trasbordo y viajaron a Ciudad Bolívar, donde los capturaron el pasado miércoles, informó una fuente policial.

Portaban cédulas falsas y llevaban en sus morrales, aparte de armas, un botín con menos de 15 mil bolívares. Se ocultaron en el asentamiento campesino Los Báez, una zona enmontada al norte de la ciudad.

La vivienda rural que utilizaban como guarida también funcionaba como centro de operaciones, pues organizaban los asaltos a quintas y las extorsiones a las víctimas.

Siete robos a viviendas, ubicadas en las parroquias Vista Hermosa y San Rafael, registró la Policía municipal de Heres, según precisó su director, José Belisario. Tras varias llamadas, los investigadores del cuerpo de seguridad dieron con los hampones. No mostraron resistencia al momento de su captura.

Los trasladaron hasta la sede del organismo e hicieron el cruce de información.Los retratos hablados que envió la unidad de inteligencia de Polimaracaibo al resto de las policías municipales del país indicaban que los aprehendidos eran el “Róbert” y “Rolandito”, homicidas de dos oficiales; un joven en el barrio Los Pescadores y un azote apodado el “Tiburón”, en La Lucha.

En el procedimiento también apresaron a Benito de Jesús Semprún Peña (26), conocido como Jonathan “Collarín”, quien también purgó condena en Sabaneta por homicidio y era uno de los subordinados del “Róbert” y “Rolandito”.

Sus mujeres
Junto con el “Robert”, “Rolandito” y “Benito” aprehendieron a Marianny Valbuena Parra (20) y Lisbeth Caína Quintero Ríos (19), quienes supuestamente son pareja de los hampones y se encargaban de cobrar las extorsiones. Ambas vivieron en el municipio San Francisco.

Abatido implicado

Labores de inteligencia permitieron la ubicación del peligroso hampón Benito de Jesús Semprún, de unos 26 años, apodado “Benito”, quien hizo frente al Cicpc y cayó abatido en el acto.

El hecho se produjo cerca del Seguro Social de Sabaneta, en Maracaibo.

El hombre, miembro de la banda de Rolando de Jesús Simancas, alias El Rolandito, y Robert Ferrer, llamado El Robert, habría estado inmerso junto con estos dos en el asesinato de los Polimaracaibo Andy Antonio Nava Rodríguez y Omar José Niño en Isla Dorada.

Redacción/DiarioRepublica

 

Palabras clave:  , , , ,

// Haz clic en "Me Gusta" y sigue informado

// Lea también

Loading...

// Comente