Los agarraron en el 18 de Octubre prostituyendo a niñas y ganando un platal

Publicado el 29 de agosto de 2013

image

Al menos 10 jovencitas entre 13 y 15 años eran prostituidas por Naufra Fátima Suárez Rubio (32) y Ramón Antonio Perozo Escalona (29). La pareja comandaba la red desde su casa, ubicada en la avenida 1 con calle 8 del sector 18 de Octubre de la parroquia Coquivacoa.

A los esposos los capturaron durante un allanamiento y horas después el Ministerio Público los privó de libertad y los envió al retén El Marite.

César Augusto Martínez, subdirector del Cuerpo de Policía Bolivariana del Estado Zulia, informó que el martes, en horas de la tarde, desmantelaron la banda dedicada a la prostitución infantil.

La investigación comenzó con la denuncia de una mujer, quien tenía seis días sin saber de su hija de 15 años.Los oficiales luego de tomar las declaraciones, conformaron una comisión especial y notificaron la irregularidad a la fiscal 33 y al juez primero de Control, estos autorizaron el allanamiento y los uniformados se dirigieron hasta el lugar.

Dentro de la casa se incautó un televisor pantalla plana, una minilaptop, dos CPU, dos decodificadores de señal abierta y dos videocámaras.

Con estos artefactos grababan a las muchachas teniendo relaciones sexuales. También se encontraron tres preservativos, un vehículo marca Chevrolet color gris, en el que se presume trasladaban a las niñas y a los clientes hasta la casa número 1-169 del sector.Modus operandiLa Policía presume que la pareja ha vivido unos 12 años del negocio.

Captaban a sus víctimas a través de las redes sociales, especialmente chat, Facebook y Twitter. A las jovencitas las cautivaban prometiéndoles ser modelos, les ofrecían mil bolívares por cada sesión fotográfica y 200 bolívares más por llevar a otra compañerita.

Al convencerlas y llevarlas hasta su guarida, las trasladaban a peluquerías para maquillarlas, pintarles el cabello y arreglarles la uñas.

Luego les daban celulares de última generación para incentivarlas a prostituirse, precisó el comisario.

A los clientes los citaban en restaurantes bastantes reconocidos en Maracaibo. Los buscaban y los llevaban hasta la residencia donde operaban. A las adolescentes las arreglaban y las sentaban una al lado de la otra en un sofá. Al cliente lo paraban frente a ellas para que eligiera la jovencita que más le provocara.

Al terminar de elegir, los hombres eran llevados a las habitaciones de la misma infraestructura.

La Policía investiga si la pareja se aliaba con hoteles y pensiones para lograr la entrada de las menores de edad. 

Negocio redondo

Al menos cinco mil bolívares cobraban a cada cliente, de los cuales solo mil eran para la adolescente, a quien obligaban a tener relaciones al menos cinco veces por día. La ganancia diaria de la pareja por niña promedia los 25 mil bolívares, para un total de 250 mil bolívares diarios por todas las trabajadoras sexuales que tenían. 

Al retén

 La fiscal 35.º auxiliar de esa jurisdicción, Giovanna Martínez, imputó a Naufra Fátima Suárez Rubio (32) y Ramón Antonio Perozo Escalona (29) por presuntamente incurrir en los delitos de trata de adolescente con fines de explotación sexual, uso de adolescente para delinquir, suministro de sustancias nocivas y asociación para delinquir. 

Una vez evaluados los elementos de convicción expuestos por la representante del Ministerio Público, el Tribunal 1.º  de Control con competencia en materia de violencia contra la mujer del estado Zulia, dictó medida privativa de libertad para la pareja. Ambos permanecerán recluidos en el Centro de Arrestos Preventivo El Marite.

Tomado del Diario La Verdad

Palabras clave:  , , ,

// Haz clic en "Me Gusta" y sigue informado

// Lea también

Loading...

// Comente