Murió el segundo custodio tiroteado en el atraco al blindado

Publicado el 22 de junio de 2012

blindadoJohan Solarte, custodio de Blindados del Zulia, y que resultó herido ayer en un sangriento atraco a un cambión blindado cerca del Banco Exterior, también falleció producto de una desastrosa herida de FAL en la cabeza.

Así lo informaron hoy compañeros de labores a través del programa radial Informativo Satelital. Con la muerte de Solarte fueron tres las víctimas mortales de la operación criminal en el Centro Comercial La Limpia Plaza.

Las dos primeras, Jhony Chacín, también custodio del acorazado, y Gustavo González Torres, civil, y dueño de una pizzería en Haticos, cayeron muertos en el sitio, el último retiraba dinero del cajero en el preciso momento del tiroteo.

Solarte había sobrevivido al cruento ataque. Una bala de FAL lo impactó justo en la cabeza cuando cargaba, junto con Chacín, una remesa de 558 mil bolívares del Banco Exterior, prestos a embarcarse en el blindado.

Fue trasladado a la Clínica La Sagrada Familia, pero la gravedad de la herida terminó arrebatándole la vida.

Informaciones de fuentes ligadas a la investigación aseguran que el atraco pudo ser producto de una “dateada” interna, aunque la tesis no ha sido confirmada.

La docente Nidia de Herrera, tía de Johan Solarte, declaró a través del Informativo Satelital que Jhoan Solarte dejó a su esposa con tres meses de gestación y un bebé de tres años.

Había cumplido 34 años hace dos días y ya acumulaba una década como custodio de Blindados del Zulia. Era natural del municipio Sucre del Sur del Lago.

La dama agregó además que, mientras estuvo en el lugar del suceso, escuchó a varios funcionarios y custodios amigos que la operación fue ejecutada por al menos 14 hombres, lo que no habría dado espacio a respuesta alguna por los caídos.

El pánico se apoderó ayer de los clientes del Centro Comercial La Limpia Plaza quienes presenciaron el fatídico suceso.

Los hampones huyeron a toda velocidad cargando la remesa bancaria. Utilizaron una camioneta modelo Tucson, desde donde se bajaron para ejecutar la matanza.

Abandonaron el vehículo en el barrio Ayacucho y ahí mismo hicieron trasbordo, presuntamente en una Four Runner marrón. Las experticias arrojaron varios cartuchos de FAL y calibre 9 m.m.

Cicpc continúa las investigaciones del caso. Al momento la operación rastreo sigue activada al máximo.

Carlos Moreno

Palabras clave:  , , , , , ,

// Haz clic en "Me Gusta" y sigue informado

// Lea también

Loading...

// Comente